Viaje a la Patagonia Argentina: Península Valdés y Pingüino de Magallanes (III)

¡Hola a todos!

La campaña va avanzando y seguimos trabajando en Península Valdés con el pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus). En estos últimos días hemos finalizado otra de las etapas terminando uno de los experimentos que nos permitirá conocer cómo la dieta de estos pingüinos influye en su balance oxidativo. Además, vamos a comparar esta relación con otras especies de pingüinos, en este caso antárticos – pingüinos barbijo (Pygoscelis antárctica), papúa (Pygoscelis papua) y Adelia (Pygoscelis adeliae)-, que han sido muestreados en campañas antárticas anteriores. Podéis encontrar más información de éstas en el apartado Antártida del presente blog.

Para la realización de este estudio se han extraído muestras de sangre de adultos que, después de su centrifugación para obtener plasma sanguíneo, han sido congeladas para su posterior análisis en los laboratorios del MNCN en Madrid. Además, se conservó sangre fresca en alcohol para el estudio de la dieta de los individuos muestreados mediante isótopos estables.

Durante este tiempo hemos podido comprobar los cambios que ocurren en la pingüinera. Empezamos los muestreos durante la fase de puesta e incubación de los huevos mientras que ahora los pollitos que ya tienen entre dos y tres semanas de edad, son alimentados y protegidos por sus padres en el nido. Ésta última fase es conocida como fase de guarda. En ella no todos los padres logran criar dos pollitos aunque hayan puesto dos huevos previamente. Los pollos permanecen en el nido y siempre uno de los adultos de la pareja se queda cuidándolos y dándoles calor, mientras el otro miembro de la pareja está buscando alimento en el mar. Cuando éste vuelve al nido, releva a su pareja e intercambian los papeles de manera continuada hasta el momento de emancipación de los pollitos. Durante esta etapa, estos pueden moverse y poco a poco, a medida que avance la cría, pasarán de la fase de guarda a agruparse con otros pollitos de nidos cercanos formando las denominadas crèche o guarderías.

Nos vemos en la próxima crónica. ¡Saludos desde la Patagonia Argentina!

Roger Colominas-Ciuró, Investigador predoctoral del MNCN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s